La playa de arena más larga de la isla, frontera entre dos municipios

Un total de 700 de los 2.700 metros de Platja d’en Bossa pertenecen a la ciudad de Eivissa. Esta zona, situada inmediatamente después de Ses Figueretes, es ideal para tomar el sol y bañarse sin demasiados riesgos.

Debido a su fácil acceso y la amplia gama de servicios que ofrece, constituye un entorno especialmente adecuado para personas que buscan una oferta deportiva amplia, así como todo tipo de comodidades turísticas.