Ayuntamiento de Eivissa

El antiguo convento de los dominicos, hoy sede consistorial

La sede principal del Ayuntamiento de Eivissa ocupa el edificio del antiguo convento de los dominicos desde el 1838.

El convento se fundó a finales del siglo XVI. Los primeros años los dominicos ocupaban varias dependencias de la parroquia de Jesús, hasta que se trasladaron al interior de la ciudad amurallada en 1587. Un año después se celebraba con un solemne acto, la posesión de las casas adquiridas por la Universitat para construir el edificio del convento, las obras del cual se prolongaron a lo largo de casi todo el siglo XVII. Se tienen noticias que en el año 1674 todavía no estaba acabado el claustro, y también había quejas de los religiosos porque no disponían de habitaciones cómodas.

La comunidad de religiosos fue disuelta en 1835; tras la desamortización el edificio pasó a manos del Estado que lo destinó como sede del Ayuntamiento y otros servicios públicos.

El edificio conserva todavía el claustro del convento y el refectorio, que era utilizado como Sala de Plenos y que actualmente es la sede provisional del Museo de Arte Contemporáneo de Eivissa. En la sala capitular hace no demasiados años se recuperaron las pinturas murales de la bóveda de cañón, decorada profusamente con motivos religiosos y florales.

Junto al convento, sobre el acantilado, en la Plaça d’Espanya, aguarda uno de los miradores más espectaculares de la ciudad. Desde ahí se disfruta una panorámica amplia de la salida del puerto y del faro de Es Botafoc. En mitad del mirador, frente a la entrada exterior a la Sala Capitular, se encuentra un monumento a Guillem de Montgrí, arzobispo de Tarragona que impulsó la conquista de Ibiza, en 1235. Cada 8 de agosto se celebra aquella gesta y las autoridades realizan una ofrenda floral ante la escultura.

sendEnviar a un amigo
location
Plaça d'Espanya, s/n
Dalt Vila
phone
971 397 500
desktop
clock
8 a 15 horas
Ampliar mapa
close
navigate
El convento de los dominicos se encuentra en la ruta de ascenso principal a Dalt Vila, a medio camino, algo más arriba del Carrer de Sa Carrossa
wheelchair
No accesible